Buscar este blog

lunes, noviembre 04, 2013

9 de cada 10 internautas mexicanos, usan alguna red social...

Está cifra, que va muy bien para llamar la atención en un título, surge del Estudio sobre los hábitos de los usuarios de Internet en México 2013, elaborado por la Asociación Mexicana de Internet (AMIPCI). Cuando lo revisé me puse a pensar, en la importancia de que las redes transiten del ocio al aprendizaje social. Y no por que el ocio sea malo, es parte de la distracción necesaria; sin embargo el potencial de tal conectividad, enfocada al aprendizaje tiene un valor alto que deberíamos aprovechar mucho más los mexicanos. 

Hasta ahora ese ha sido mi mayor enganche con #TRAL, participar de una ruta para aprender a construir/mejorar mi red y ambiente de aprendizaje; desde mi enfoque para desarrollarme mejor como ser humano y para generar más valor como académica. 

Visitando entradas de otros compañeros, la zona de recursos y listas en Diigo, encontré esto en el blog de Antonio Gómez Martín, lo comparto porque me hizo mucho sentido:

‘Un PLE es la combinación híbrida de dispositivos, aplicaciones, servicios y redes personales que empleamos para adquirir de forma autónoma nuevas competencias para la resolución de problemas’

Pueden leer completo el contexto en: http://antoniogomezmartin.wordpress.com/2013/03/04/ple-cientifico-emprendedor/

Complementaría el "adquirir de forma autónoma nuevas competencias para la resolución de problemas" con la visión de que también debemos ser partícipes del proceso de aprendizaje de otros. De manera que este aprendizaje de nodos sociales y en red, sea recíproco. De no ser así, en algún momento el circulo virtuoso frenaría. 

Y aquí viene entonces el obstáculo ante #TRAL, ha sido difícil incorporar a la rutina profesional esta reciprocidad (al menos desde mi experiencia). Pues estamos consumiendo información y estrategias para resolver nuestros retos y de pronto, la pregunta es: ¿qué compartiste o construiste para los demás?... ¿qué entradas visitaste y cuáles comentarios de valor dejaste? 

Ese sigue siendo mi reto en #TRAL, más allá de la agenda (que en mi caso normalmente interfiere con las reuniones virtuales), es vincular el valor en el proceso y el darle un lugar en el día a día profesional. 

Y esto para mí es muy importante y más cuando en la Zona de Recursos revisé este documento, que les recomiendo mucho: http://www.aupress.ca/books/120177/ebook/06_Veletsianos_2010-Emerging_Technologies_in_Distance_Education.pdf

Donde se habla del docente, como un "networked teacher" que tradicionalmente estaba conectado a través de: su curriculum, colegas, medios de comunicación, material impreso o digital, familia y entorno local. Pero hoy, además de mantenerse conectado a la visión global y acción local, a través de los puntos que ya mencioné, hay que sumar: blog, microblog, wikis, videoconferencias, chats, archivos fotográficos digitales, servicios de networking social, marcadores sociales para libros u otras actividades, participación en comunidades digitales y en línea. 

Por lo que, desde mi punto de vista, si no encontramos cómo integrar esta riqueza de acciones a nuestras rutinas; estaremos fuera del real potencial educativo abierto y social.

Cuéntenme, está siendo éste un reto similar para ustedes... 

Hasta aquí por ahora, seguimos compartiendo en #TRAL

1 comentario:

  1. Hola Claudia,
    "¿qué compartiste o construiste para los demás?... ¿qué entradas visitaste y cuáles comentarios de valor dejaste?" me parecen preguntas que nos confrontan como aprendices y como docentes. Creo que implican valores y prácticas de una cultura de colaboración. ¿La tenemos en un contexto offline? ¿la red ofrece oportunidad para construirla? ¿cómo podemos esperar o promover en otros lo que no tenemos? Preguntas que me he hecho desde hace rato.
    Seguimos

    ResponderEliminar